Mis Años de Secundaria

Narrativas Bíblicas como el libro de Hechos me transladan de una manera vívida a las primeras etapas del peregrinaje al seguir a Cristo. Fueron años formativos y fundamentales donde me toco ver a ambos de mis padres sufrir persecución por causa de su fé y convicciones. Obviamente en aquellos años, ni trabajo, ni familia propia tenía; de tal manera que en ambas esferas de influencia el impacto de tal persecución, hasta cierto punto fue secundario.

Hoy, después de más de 25 años de caminar junto al Maestro, puedo digerir y procesar de una manera diferente lo que papá y mamá vivieron en carne propia por muchos años en sus trabajos y en sus familias inmediatas al idenficarse con el Nazareno. No sé lo que es ser un adulto-profesionista-padre de familia-líder espiritual en México - como fué el caso de ellos. Sí, la cultura ha cambiado, los tiempos han cambiado y la vida a tomado un giro completamente diferente. Pués aún cuando he pasado la mitad de mi vida en un país que no es el mío, puedo sentir y respirar las bases de mi relación con Dios en el ejemplo real modelado por aquellos que siempre han sido los héroes de mi existir, mis padres!!!!

Mi oración en un día como este, es simplemente que lo aprendido y vivido en esos años formativos de la vida se conviertan hoy en esa fuerza imparable que produjo la persecución en los líderes del libro de los Hechos. A tal grado, que la agresividad en Santidad, Amor, Obediencia y Compasión inunden mi generación con el poder transformador de Su Espíritu. Es el anhelo de mi corazón que nos desintoxiquemos de la imagen que hemos heredado de la religión al pensar que vivir para Aquel que nos amó primero simboliza comodidad, seguridad y bienestar simplemente.

Comments