Traducción Simultánea

Hoy fué el primero de tres días que pasaré, Dios mediante, traduciendo para la organizacion "Region 1." La cual se dedica a capacitar y entrenar los distritos escolares: adimistración, magisterio y padres de familias en el Valle del Rio Grande. Aún cuando literalmente he dividido mi vida en dos naciones; pues llegué por primera vez a EEUU a los 17 años. Hoy, a mis 37 puedo decir que Dios me ha bendecido al ser no solo bi-lingue, sino también bi-cultural. Después de estos últimos 20 años en nación extranjera, sigue siendo un reto muy grande el traducir simultaneamente en conferencias-sin pausa alguna-simplemente escuchando y hablando casi al mismo tiempo. Llega un momento, depués de algunas horas de escuchar al conferencista, que uno empieza a anticipar lo que va a decir. ¿La clave? escuchar!

Es una bendición de lo alto el poder comunicarnos, compartir, intercambiar y sobretodo influenciar a otros a través del idioma. No pude evitarlo y meditar en mi corazón este día: ¿Cual es el idioma de Dios? ¿Como se comunica? ¿Como recibe información y manda información? Su palabra dice en Salmos 51:17 "Los sacrificos de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios."

1. No existe ser humano sobre la faz de la tierra que le guste ser despreciado, hecho menos o devaluado. Pero, ¿que acerca de la posibilidad de ser rechazado por Dios? Tal realidad existe, aún cuando no pensamos en ella, pues constantemente abusamos de Su paciencia, amor y fidelidad. Dios siempre ha resistido al soberbio, orgulloso, auto suficiente y de dura cervíz.

2. No existe instrucción divina-dada por Dios-que El no modele. Si El pide sacrificios de su pueblo, es por que El se ha dado a si mismo. En Filipenses 2:5-11 Dios habla el lenguaje de sacrificios. Nunca encontramos en su palabra que el propósito de ser Cristiano es para comodidad y "prosperidad" en la tierra solamente. Para evitar tragedias y simplemente sentirse bien. Nunca!

3. No importa cual aspecto de la vida del ser humano hablemos: Cuerpo - Alma - Espíritu. Cada parte tiene que ser cedida a nuestro Dios por voluntad propia, impulsado por su gracia. Tener un espíritu ó corazón quebrantado no es otra cosa sino reconocer que somos un espíritu con cuerpo - no un cuerpo con espíritu. Tal espíritu necesita conectar con el Espíritu Santo. La conexión perdida en el huerto del Edén vuelve a restaurarse en tal harmonía que su llenura literalmente nos "embriaga" (nos mueve a hacer cosas que no hacemos sobrios).

4. Romanos 12:3 simplemente presenta la humildad como la norma, no la excepción. Pablo dice que el no ser humilde -tener un concepto más alto de sí que debe tener- es el no pensar con cordura. La pregunta entonces es: ¿Eres una persona cuerda? Normalmente, una persona sin humildad es una persona insegura y con un auto-estima bajo; que irónicamente lo proyectan pensando que son mejores que los demas. Humildad es poder, autoridad, la habilidad de darte en sacrificio...así como El lo hizo por tí.

Comments