La Biblia vs. Páginas de la Sección Amarilla

Cuando vemos la Biblia como las páginas de la sección amarilla del directorio telefónico, donde simplemente vamos a "buscar" ayuda a nuestros problemas; empezamos a caer en el juego de solamente reaccionar a los sucesos de la vida. Desde el principio de la creación, la imagen de Dios fué implantada en la escencia del ser humano, la cual nos dá la habilidad de crear, soñar, emprender y desatar el potencial que yá habita en nosotros. Esto es lo que nos hace diferentes del resto de la creación, nos separa de la vida monótona y predecible que todo ser humano lucha por evitar.

La vida de Ana, en 1o de Samuel, nos dá una pauta a seguir y nos ayuda a ver a Dios y su Palabra como lo que son, una historia de amor en la que el ser humano es invitado a participar y a permitir que su Espíritu Santo, através del ejemplo e influencia de Su Hijo Cristo, usen cada circunstancia para gloria de Aquel que se deleita en mostrar su voluntad deacuerdo a la medida en que anhelamos su Persona.

1. Independintemente de nuestra circumstancia actual, solo Dios tiene la habilidad de transformar nuestra tragedia en algo hermoso. No es tanto que Dios apruebe u origine nuestras calamidades, sino que Dios no está limitado a los sucesos de nuestra vida (buenos o malos). Obviamente, es mucho más fácil asimilar y experimentar este principio si lo aprendemos y practicamos antes que sea necesario. Ejercitar la fe es crucial en este punto, de tal manera, que al ver a Ana reaccionar en su desesperación - no es otra cosa más que lo que de antemano yá ella hacía como estilo de vida...pactar con Dios.

2. Aún cuando la situación "imposible" de Ana cambió, tal parece que el preámbulo de su embarazo fué el producto de una transformación interna en ella antes de que Dios hiciera el milagro. Es por eso que incistimos en afirmar que la oración no es para cambiar el parecer de Dios por lo que se intercede, sino para cambiar la escencia del que ora a Dios.

3. No creo que tenga que hacerle mucha propaganda a Samuel, pues se convierte en uno de los pilares de la formación del pueblo de Israel y la historia del Antiguo Testamento. Su legado vá mucho más hayá de lo que el pudo haber imaginado. El impacto de este profeta, sacerdote y juez refleja más la influencia de su madre y su hogar, que el de su propio esfuerzo. Cuando vemos la Biblia como esa historia donde somos invitados, descubrimos que Dios se manifiesta con más fluidés al vivir en comunidad que con una actitud y mentalidad individualista. La pregunta es, ¿Quiénes son tus mentores, que libros estás leyendo a quien escuchas ó estudias?

4. La sumisión de Samuel a un líder religioso (Elí) que había fallado en el gobierno de su hogar no es casualidad. El punto es que nuestra escencia y carácter simpre saldrán a flote cuando son probados y retados en circunstancias difíciles. Samuel pudo haber hecho muchas excusas legítimas por que no someterse al liderazgo de Elí, más sin embargo, encontramos un patrón constante de obediencia, fidelidad y entrega. No solo a Dios, sino a aquel a quien Dios había establecido como líder. La Biblia nos comisiona como líderes en la medida en que crecemos como seguidores.

Al inicar esta semana de múltiples ocupaciones quiero recordarte que la historia de tu vida es tan importante y crucial en nuestros tiempos como lo fué la de Samuel, Elí y Ana. Casualidad, suerte ó destino son palabras típicas del vocabulario de aquellos que creen y viven sin responsabilisarse de sus hecho y acciones. Es en la medida en que entretejamos y sometamos nuestras vidas con el Dios que de día y de noche se deleita en ser parte de el peregrinaje de nuestro caminar, que descubriremos la dirección de su escribir en las tablas de nuestro corazón através de su Espíritu Santo.

Vidal

Comments